El CBD para el tratamiento del Daño Oxidativo

El CBD ha mostrado ser, en estudios in vitro, un agente antioxidante a niveles submicromolares incluso más potente que el alfa-tocoferol o la Vitamina C.

Curiosamente, los efectos antioxidantes del Cannabidiol fueron estudiados en un modelo de “borrachera”, en otras palabras, se estudió el CBD tras una dosificación alta de etanol capaz de producir daño cerebral, encontrándose efectos protectores considerables.

Por encima de esto, es importante mencionar que la alta tolerabilidad y la gran ventaja de no mostrar efectos secundarios psicotrópicos algunos, hacen del CBD una opción muy factible para ser integrada dentro de la dieta de cada persona, contribuyendo de esta manera como un potente antioxidante natural.

La utilidad del CBD se investiga constantemente también dentro de modelos de inflamación crónica capaz de producir daño a nivel de tejidos, relacionados al daño ocasionado por radicales libres. No obstante, todos los mecanismos implicados en estos procesos hacen muy compleja la dilucidación concreta no solo de los cannabinoides, sino de otras sustancias, ya sean naturales o sintéticas, y sus mecanismos de acción específicos.

Dieta Rica en Cannabinoides

Los cannabinoides se pueden encontrar en las plantas del género cannabis, pero una cepa en especial provee el cannabinoide deseado en mayor proporción: el cáñamo industrial.

Entre las distintas opciones para la integración de cannabinoides en nuestras dietas se encuentran los aceites de CBD, producidos a partir de dicha cepa, e incapaces de producir efectos psicotrópicos.

Otra opción un poco menos convencional es la de utilizar las mismas hojas de cáñamo para producir zumos. Aunque dicha opción podría dar resultados muy variables ya que no se puede asegurar la concentración de CBD exacta en cada ingesta de zumo.

Conclusiones Sobre el Uso de Cannabidiol Contra el Estrés Oxidativo

El uso de Cannabidiol como método para contrarrestar los efectos del estrés oxidativo se muestra como una aproximación terapéutica razonable.

La complejidad del rol del estrés oxidativo en procesos patológicos muestra gran número de retos por vencer.

Una opción factible para la integración de cannabinoides como antioxidantes es la ingesta de aceites de CBD, ricos en este cannabinoide, y de concentración determinada en cada toma.

Entre los mayores contribuyentes para aminorar los efectos de los radicales libres y del estrés oxidativo, los expertos e investigadores sugieren 3 niveles de acción:

  • Disminuir exposición a contaminantes ambientales
  • Incrementar niveles endógenos y exógenos de antioxidantes
  • Disminuyendo la generación de estrés oxidativo mediante la estabilización de la producción de energía mitocondrial.