El CBD para el tratamiento de la Fibriomialgía

Una encuesta realizada contando con más de 1300 pacientes con dolor crónico reporta que un 62% de los pacientes consideran muy eficiente el uso de CBD para el manejo y el alivio del dolor.

Algunos ejemplos de las propiedades del CBD para el manejo/alivio:

  • Presión intraocular en glaucoma
  • Náuseas y vómitos en pacientes bajo quimioterapia.
  • Dolor muscular e insomnio derivado de lesiones en espina dorsal
  • Rigidez en pacientes con esclerosis múltiple
  • Pérdida de peso y pérdida de apetito en pacientes con VIH

En Barcelona, un estudio mostro el efecto de este cannabinoide en la mejora del dolor, rigidez, relajación y la percepción del bienestar de los participantes. Gracias a descubrimientos hechos por personajes como el Dr. Raphael Mechoulam, llamado entre los círculos científicos más prestigiosos “el abuelo del cannabis medicinal”, una de las explicaciones de los efectos del CBD se debe a su acción sobre el sistema endocannabinoide, una vez activados se encargan de producir una cascada de efectos antitumorales, antiinflamatorios, antieméticos, entre otros.

Nuestros cuerpos tiene la función natural de formar cannabinoides, lamentablemente, no lo hacen en las concentraciones suficientemente altas para producir el efecto deseado, es por esto que el CBD proveniente de fuentes externas es un potencial aliado para personas con este tipo de síndromes.

¿Cómo Administrar CBD?

Ya que este tipo de moléculas se extrae de plantas con alto contenido de CBD y muy poco hasta prácticamente inexistente contenido de THC, la practica más lógica es aislar este compuesto, purificarlo y llevarlo a la forma de aceites de CBD. De esta manera, se cuenta con la forma más pura e inalterada, sin riesgo alguno a que se encuentren concentraciones elevadas de THC que puedan producir efectos no deseados. Claro está que para poder realizar esto, se debe contar con controles de calidad muy finos, y de preferencia contar con materia prima orgánica para asegurar que el producto final se encuentra libre de pesticidas u organismos patógenos.

No se recomienda la inhalación de esta planta como se hace con su contraparte estupefaciente, ya que de esta manera no se podrían obtener los beneficios que el CBD proporciona.

El Presente del CBD en FM

Una de las organizaciones buscando impulsar la investigación para determinar el verdadero potencial del CBD especialmente sobre la FM es la Fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, la cual ha tomado cartas en el asunto para impulsar el desarrollo de soluciones para pacientes. Creando programas para educar tanto a pacientes como especialistas acerca del potencial y las limitaciones actuales de estos compuestos. Es importante de tener en cuenta que mientras más investigaciones se realizan acerca del tema, más preguntas surgen, no obstante, este trabajo es crucial para conocer a profundidad la mejor manera de cómo podemos aplicar el CBD para distintas condiciones.

Por otro lado, no todos los países o ciudades cuentan con un estatus legal acerca del uso de cannabis, si bien es cierto el cáñamo industrial posee mínimas concentraciones de THC, este suelte ser erróneamente confundido o incluso demonizado por grupos extremistas, ralentizando de esta manera todo el progreso que se podría realizar tanto en investigaciones preclínica como clínicas.

En España bajo el Real Decreto 1729/1999, el uso de cáñamo industrial y CBD es completamente legal, siempre y cuando la materia prima que sea utilizada para la obtención de distintos productos cuente con una concentración igual o menor a 0.2% de THC. Este ha sido un gran salto a favor de las terapias alternativas, gracias a esto hoy en día es posible que pacientes sean capaces de buscar nuevas opciones para volver a tomar control sobre su bienestar, dándoles esperanza y si las condiciones lo permiten, poder otorgarles una mejor calidad de vida.